La precocidad techno tiene en Marc Marzenit su mejor y más reciente representación.
A pesar de su juventud, Marc ha sido una parte prominente de la escena electrónica durante más de una década. Su despegue internacional comenzó en el 2006 con el clásico "Trozitos de Navidad", publicado en su propio sello "Paradigma Musik". Rápidamente demostró que su carrera iba a perdurar cuando publicó el monstruoso "Spheere".  

Artistas como Sven Väth, John Digweed, Hernan Cattaneo, Dave Seaman o incluso Tiësto, se dieron cuenta de su talento y fueron rápidos en incluir las canciones de Marc en sus prestigiosas compilaciones. Al poco tiempo su carrera editorial se consolidó en influyentes sellos discográficos como Bedrock, Cocoon, Tronic, Natura Sonoris, Sudbeat, etc.  

Adicionalmente a las impecables credenciales de club, el talento de Marc tiene también un aspecto más personal, casi impredecible que le desmarca del resto de artistas, llevando la música electrónica de baile a otros horizontes como lo hizo con el proyecto "Suite on Clouds", utilizando un mapping en 3D, 8 violinistas, una arpa, percusión sinfónica, un piano de cola y varios sintetizadores. Estos proyectos tienen su origen en la influencia de sus estudios de musical clásica, y demuestran una vez más una visión integral muy amplia de la música electrónica, que se caracteriza por una combinación de instrumentos acústicos, analógicos y digitales, todos ellos utilizados en el mismo espectáculo.

Tras muchos años girando por el mundo en lugares como Londres, Australia, Estados Unidos, Argentina, Mexico, Canada y Asia, solo por nombrar algunos, Marc finalmente publica su álbum debut "To Love Until We Say Goodbye". Este álbum conceptual tiene una historia muy personal que mezcla tanto canciones techno de sonidos épicos y progresivos, como grabaciones íntimas de su vida personal. El acercamiento de su vida personal y la música son evidentes en este álbum, y claramente dibujan un esquema complejo de sentimientos en la escena actual de la música electrónica, consolidando de nuevo su carrera una vez más, sin vuelta atrás.